¿PREPARADOS PARA LA VUELTA AL COLE?

Imagen de Cabecera: 

Repasemos: libros, libretas, lápices, bolis, goma de borrar, agenda… y también camisetas, chándal,  jersey, zapatos…. ¿Lo tenemos todo? ¿Lo hemos apuntado todo en una lista y hemos ido marcando las cosas que todavía necesitamos?

En esa lista de cosas importantes que debemos preparar para el cole, las cosas que necesitan nuestros hijos, ¿están también ellos mismos?¿Hemos dejado algo de tiempo para hablar con nuestros hijos de SU VUELTA AL COLE o estamos tan ocupados en sus cosas  que no nos queda tiempo para ellos?

Pensemos por un momento cómo es nuestra “vuelta al cole” después de dos semanas o un mes de vacaciones. ¿Nos sentimos con ganas de volver?¿Tenemos la sensación de no saber por dónde empezar?¿Nos cuesta arrancar? Entre lo que necesitamos para volver a empezar, ¿está solamente comprobar que el coche tiene gasolina, la ropa está preparada,  el despertador con pila… y alguna cosa más? ¿O necesitamos un tiempo para reprogramarnos, planificarnos y “mentalizarnos”?

Pues a nuestros hijos/as les pasa lo mismo, con su lenguaje, con su sentido del tiempo, con su visión… pero lo mismo. PONTE EN SUS ZAPATOS!

La vuelta al cole es un momento importante en sus vidas. Un momento en el que recordar cómo quedaron las cosas el año anterior, cuáles son sus expectativas, cuáles son sus miedos, cómo es el recuerdo de sus amigos… Necesitan un tiempo para pensar y asimilar lo que vuelve a ser la nueva situación.

Ocultarlo y no hablar de ello no significa que no exista. A unos niños les encanta hablar del tema y otros quizás  quieran negarlo y no tengan ganas de saber nada o de adelantar nada de su vuelta al cole. Está bien, respeta sus tiempos, pero estate pendiente de no dejar caer en saco roto esa necesidad de hablar y organizar este hecho. Que no quieran hablarlo puede ser para ellos una opción pero también puede ser una pista de una gran dificultad.

Facilitar una actitud positiva de cara a la vuelta al colees importante y nuestro papel aquí es primordial, teniendo en cuenta dos aspectos:

  • Ser positivo y ser realista no es incompatible.

 Con toda nuestra buena voluntad, cuando vemos que la vuelta al cole no es algo “especialmente deseado” por nuestros hijos, pretendemos balancear la situación mostrándoles las  múltiples ventajas y maravillas que supone.

¿Qué pensaríamos si alguien nos explicara lo mismo de nuestra vuelta al trabajo? Nuestros hijos necesitan que seamos capaces de hablar con ellos sobre sus dudas, no que seamos vendedores de maravillas.

Es importante destacar que ser positivo significa valorar los aspectos positivos pero también las dificultades. La diferencia no está en eludir lo negativo, sino en hablar, pensar y actuar para superarlo.

  • Nosotros somos su ejemplo.

Gran parte del aprendizaje de nuestros hijos se produce por imitación. Observan lo que ven en nosotros, en su entorno… en mayor o menor medida según su edad, para luego reinterpretarlo.

Nuestra actitud ante la vida, será un aprendizaje importante de su actitud ante la vida. “Nuestra vuelta al cole” será grabada por nuestros hijos como un ejemplo en “su vuelta al cole”.  Por eso sirve de muy poco aquel dicho popular de “haz lo que yo te digo y no lo que yo hago”.

Para finalizar, quiero insistir en dos aspectos importantes siempre que hablamos de personas en general y de niños/as en particular:

1.       Adaptemos nuestro lenguaje a su capacidad de comprensión. Demos aquellas explicaciones que necesiten, las pidan con sus palabras o con sus gestos.

2.       Cada persona es diferente. No te estamos dando unas normas para que todo sea perfecto, te contamos unas pautas generales, para que pueda ser mejor.   

 

Mariol Fierro

www.mariolfierro.com

Tfno.: 627664215

dp-fierro@cop.es

Your rating: Ninguna Average: 4 (1 vote)